lunes, 04 de febrero de 2019
WHATSAPP AL VOLANTE
REDACCIÓN


Represente un breve ejercicio de lógica básica deducir que el uso del celular puede ser perjudicial frente al volante. No obstante, todavía es posible ver a muchos conductores asumiendo el riesgo de atender las notificaciones del teléfono, casi sin ningún reparo. En ese aspecto, han surgido estudios que enfatizan los peligros de la conducción con la presencia de estos enseres de la tecnología, sobre todo para los conductores que han alcanzado cierta edad.

 

El departamento de Óptica de la Universidad de Granada, en España, reveló que la posibilidad de sufrir un accidente mientras se usa el servicio de mensajería WhatsApp, sube hasta en un 134% en el caso de las personas mayores de 55 años. Un dato contundente, aunque no el único de una investigación que estudió a setenta y cinco personas de diferentes edades mientras realizaban una simulación de conducción junto al celular.

 

La investigación, dirigida por las doctoras Carolina Ortiz y Rosario González, dividió a los participantes en cuatro grupos de edad: de 14 a 24 años, de 25 a 39 años, de 40 a 54 años, y finalmente, de 55 años en adelante. Todos los participantes se vieron afectados por las distracciones en un grado mayor a medida que aumentaba su edad: el primero grupo un 8,3%, el segundo un 25% y el tercero un 80,5%, hasta llegar al ya señalado 134,5% de los automovilistas de más edad.

 

Todos los participantes participaron ?en una serie de pruebas de su función visual, comparando los resultados? que conseguían entre un primer ensayo sin distracciones y un segundo con ellas, ?más específicamente en contestar a mensajes mientras conducían en un simulador. En todos los casos, incluyendo la percepción que los propios afectados tenían de su ?desempeño al volante, empeoró de forma significativa.

 

Los efectos de prestar atención al teléfono móvil fueron la dificultad para mantener el vehículo correctamente en el carril, una mayor distancia recorriendo el carril contrario y, finalmente, un incremento de las colisiones. Aunque los conductores jóvenes son los que menos se ven afectados por estas distracciones, en contrapartida el estudio confirma que son los más propensos a asumir conductas de riesgo y, por tanto, cometen más infracciones.


















©dxtmagazine.com 2017 All Rights Reserved | Actituria